Cada vez son más los campos en los que se aplica la tecnología 3D. Uno de los sectores en los que se está incorporando en los últimos años es en la construcción de barcos en tres dimensiones. Apenas hace unos años solo se fabricaban piezas y componentes. Pero ya se puede decir que existe algún barco impreso en 3D.

 

En septiembre de 2019 en la Universidad de Maine (USA), construyeron uno de los barcos 3D más grande del mundo con una longitud de 7,62 metros en solo 72 horas.

 

https://youtu.be/bloqyDHz6AM

 

En Europa, el primer barco impreso en 3D se construyó en Suecia, en el que participó la empresa propietaria de los barcos Cipax, con una mezcla de plástico y fibra de vidrio.

Pero el futuro en relación con los barcos no se va a centrar solo en su fabricación, gracias a la impresión 3D no va a hacer falta almacenar piezas de recambios, desde el disco duro de nuestro ordenador daremos la orden para fabricar la pieza que nos haga falta. La pieza tendrá un acabado exacto, se reduce su peso y tiene las mismas prestaciones que las fabricadas con método tradicional.

En internet se pueden encontrar muchos diseños de barcos 3D, a pequeña escala, para que cualquier aficionado pueda imprimirlo con facilidad. Unos son de pago y otros gratuitos. Unos decoran, otros navegan: veleros, barcos de pesca, cargueros, catamaranes, etc.

Algunos creadores de este tipo de barcos han incluido un motor impreso en 3D, que funciona perfectamente.

 

Pero la evolución de la tecnología en los barcos, en relación con el 3D, va más allá de imprimir un barco en tamaño real, se está investigando en nuevos materiales para su fabricación, como son las materias primas biológicas, reciclables y más ecológicas, que utiliza celulosa procedente de la madera.

La fabricación de barcos con tecnología 3D creará prototipos de forma rápida para aplicación civil, de defensa e infraestructura.

Al otro lado de la construcción de barcos a tamaño real se encuentra la fabricación del barco más pequeño del mundo, con una tecnología que puede ser aplicada a la salud de nuestro cuerpo.

Es un barco que no está pensado para ser utilizado en el mar. Mide 30 micrones de largo, que es un tercio del grosor de nuestro cabello y 600.000 veces más pequeño que los veleros que surcan los mares y ha sido fabricado en Holanda, con fines relacionados con la fabricación de robots microscópicos que se puedan navegar por las venas de un paciente.

 

Para más información acerca de la impresión 3D no dudes en contactar con nosotros aquí.

#Impresion3D #Diseño3D #Escaneo3D #3D #Pintadoamano #Postprocesado3d #3ddesing #Figura3D #3dprint #Sevilla #IngenioTriana #3DImpresion #tecnologia3D #impresion3dsevilla